lunes, 7 de mayo de 2012


LOS “WASHERIANOS”
Por Enoc Príncipe, por la gracia de Dios

He sido aludido en algunos comentarios en la internet como la persona que acuñó el término “washeriano”.  Eso es cierto; y desde Enero 2012 que lo usé en mi artículo sobre el “decisionismo”, he recibido felicitaciones, he sido interrogado, y también he recibido ataques.

Lo que no es cierto, en las alusiones que me hacen, es que he acuñado el término ‘para confundir’, o ‘para hacer creer que esta es una nueva doctrina, sin reconocer que no es más que el calvinismo que han creído Spurgeon, John Bunyan. etc’.  Temo que están desfigurando mis motivaciones y objetivos cuando usé el término “washeriano”.  Bueno, la verdad es que usé “washeriano” justamente para distinguir a una nueva ola de calvinistas de aquellos calvinistas históricos, maduros y espirituales que han estado en Perú desde hace décadas sin causar el revuelo del que somos testigos hoy.

Ofrecí a algunos analizar si hice bien o no con el uso del término “washeriano”; y lo he analizado.  Cada conversación sobre el tema me ha ayudado a pensar con la mayor honestidad sobre este adjetivo.  Finalmente, me ratifico en el uso de “washeriano”, y para que no se tergiversen mis motivaciones u objetivos veo por conveniente exponerlos aquí.

Sobre mis motivaciones, diré tres cosas: (1) Procuro que en todo mi motivación sea siempre la gloria de Dios.  No digo que estoy libre de orgullo, pero digo que procuro ser humillado para que Dios sea exaltado en mi vida.  Como he afirmado en otras ocasiones, no estoy de acuerdo con el calvinismo y por eso me he opuesto a sus enseñanzas.[1]  En mi comprensión, los washerianos tienen unos ingredientes que hacen más grande su mala presentación de Dios y debilitan Su Palabra.  (2) Otra motivación es advertir al pueblo de Dios sobre el peligro que representa esta ola calvinista.  Alabo a Dios porque muchos hermanos han resistido con la Palabra de Dios a los washerianos. Y espero que este tipo de escritos sea un pequeño aporte para resistir los vientos que los quieren mover hacia rumbos diferentes. (3)  Si producto de esta presentación los washerianos cambian, mejoran… ¡gloria a Dios!  Ese es otro motivo de oración al hacer este escrito.

En mi comprensión, estos son esos ingredientes que distinguen a un washeriano de un calvinista histórico, maduro y espiritual:
1.  Una gran vehemencia en comunicar por todos los medios posibles “las doctrinas de la gracia”.
2. Una agresividad ofensiva hacia quienes no creen como ellos.
3. Una falta de ética evidente en:
      a. Dividir iglesias y asociaciones.
      b. Asociar a la HeartCry a misioneros sin que sus iglesias locales o pastores los autoricen a dicha asociación.
4. Un vínculo económico que condiciona sus creencias.
5. Un apego o identificación con la Teología del Pacto.
6. Una exaltación de la Teología Histórica.

1.  Una gran vehemencia en comunicar por todos los medios posibles “las doctrinas de la gracia”.[2]
           
Como he dicho arriba, en el Perú ha habido calvinistas desde hace décadas; y salvo una escaramuza en los ’70 y choques muy focalizados, no hemos vivido la gran difusión de calvinismo que hoy vemos y se inició con los famosos videos de Paul Washer en la internet.  Esta difusión es a nivel internacional; pues he recibido preocupaciones y preguntas desde Argentina, Bolivia, Estados Unidos y Ecuador.  En la internet hay muchos blogs, páginas web y comentarios en la redes sociales difundiendo el calvinismo y los videos de Paul Washer.

            He hablado de este punto con algunos calvinistas haciéndoles notar que, por ejemplo, en el Seminario Bautista del Perú tenemos profesores calvinistas, y hemos tenido en el 2009 al Dr. Evis Carballosa enseñando algunos cursos por espacio de 3 meses.  Nunca supimos que era calvinista.  Dos años después un profesor le preguntó vía Skype sobre el tema, y el Dr. Carballosa se declaró un calvinista de cuatro puntos.  Pero el asunto es que aquí nunca supimos eso cuando estuvo aquí porque no era algo de lo que él hablaba en las aulas, ni en el pequeño círculo de estudio que tuvimos con él algunos profesores aprovechando su ministerio entre nosotros.  Creo yo, que los calvinistas maduros y espirituales no hablan del calvinismo a diestra y a siniestra.  En cambio a los washerianos, estos temas los difunden por todos los medios posibles causando confusión, dudas, polémica, rechazo y división entre los creyentes.


2. Una agresividad ofensiva hacia quienes no creen como ellos.
           
He recibido muchos adjetivos de parte de los washerianos, pero el calificativo más notorio fue el que usó un misionero de HeartCry quien me escribió: “Pastor Enoc, Dios tenga mucha misericordia de usted y te otorgue su salvación por gracia”.[3]  No es el único caso, pues otros consiervos me han compartido que misioneros washerianos les han dicho cosas tales como ‘estoy orando por ti porque estás rumbo al infierno’.   Para los washerianos, quienes no somos calvinistas somos incrédulos, herejes, predicadores de un falso evangelio,[4] dignos del infierno.  En noviembre del 2011 un misionero washeriano dedicó públicamente  2 Pedro 2.1-3 a un grupo de pastores bautistas independientes, o sea los llamó: “falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina… por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

            Estos no son exabruptos de algunos individuos, sino que la misma HeartCry afirma: “Además que proclamar y defender el evangelio bíblico, también hemos denunciado innumerables veces la herejía que se denomina “el decisionismo.”[5]   A quienes no somos calvinistas nos califican de decisionistas[6] y nos acusan de predicar “un evangelio superficial”.  La misión de Paul Washer (HeartCry) afirma:  “Creemos que es pecado utilizar esta clase de evangelismo o invitar a los predicadores  que lo hacen.”[7]  Ahora que Paul Washer ha adoptado la teología bautista reformada, envió en el 2011 un emisario a la selva de San Martin para pedir perdón a los hermanos allá ‘porque no les he predicado antes el verdadero evangelio’. 

            Según ellos, quienes nos hemos convertido a Cristo, y en expresión de la fe en nuestro corazón hemos levantado la mano, o pasado al frente, o hecho una oración de arrepentimiento NO SOMOS SALVOS.   No digan que eso lo sostuvo Calvino; esto es una postura washeriana.  Ante estas acusaciones, el Mro. William Chambers, quien ha sido misionero en Perú por más de cincuenta años escribió:
            “Inclusivo hay algunos que hablan de nosotros como predicadores de un "falso evangelio" y algunos denuncian "la herejía" a nosotros que dejan el Espíritu de Dios indicarnos que debemos dar una invitación de pedir decisiones en una reunión. Algunos que han sido salvos en nuestros ministerios ya nos consideran "una secta".[8]

3. Una falta de ética evidente en:

            a. Dividir Iglesias y Asociaciones.

La estrategia que usó y usa Paul Washer en la difusión de sus ideas es la de invitar a pastores y hermanos de otras iglesias para compartirles su doctrina.  Esto es pescar en peceras.  Esta figura de las peceras la escuché al Ps. Ángel Colmenares cuando juntos combatimos hace varios años a una agencia misionera que quería ‘apropiarse’ de iglesias bautistas independientes en la selva.  Él les dijo a aquellos hermanos que si “ellos eran mejores pescadores que nosotros, que vayan a los ríos, al mar; pero que no vengan a pescar en nuestras peceras.”  Lo que Paul Washer ha hecho es pescar en peceras bautistas independientes en lugar de ir al mundo y pescar sus propios hombres.[9]

            No es algo “personal” contra Paul Washer, como algunos erróneamente han interpretado.  Sólo creo que él ha hecho mal reuniendo pastores y líderes para sembrarles sus ideas, pues lo que ha logrado es división de hermanos, división de iglesias y división de asociaciones de iglesias.  Creo que Paul Washer –cuando cambió su doctrina y se hizo bautista reformado- debió iniciar una nueva iglesia, empezar de cero con su nueva postura doctrinal.  Creo que debió formar sus propios líderes y pastores que difundan sus creencias reformadas; pero él optó por lo más fácil: conquistar pastores y líderes ya existentes sin medir las consecuencias.

            Otra falta de ética en este punto es: puesto que Paul Washer es bautista de la Convención Bautista del Sur, ¿por qué no trabajó en Perú con bautistas de la Convención?  ¿Por qué buscó al grupo más numeroso entre los bautistas peruanos para sembrarles sus doctrinas reformadas?

Ahora los washerianos hacen lo mismo que él.  Procuran tomar el pastorado de iglesias ya  establecidas.  Cuando un pastor adopta la doctrina calvinista o la soteriología reformada, en lugar de dejar su congregación, con sus doctrinas y prácticas ya establecidas, trata de cambiarlas al calvinismo, y produce confusión, dudas, rechazo y división.   Que esta práctica washeriana es una estimulada política oficial, se desprende de afirmaciones oficiales como esta:
El misionero afirma que está convencido, que sabe como practicar el evangelismo no-decisionista, pero que no lo hace por temor de las reacciones de su congregación o de otros pastores: En este caso, el misionero será advertido de su cobardía. Si no se arrepiente inmediatamente será despedido.”[10]

Otra evidencia que esta práctica washeriana es oficial es la publicación en su sitio web de la “Red de Iglesias” de la HeartCry: http://www.iglesiadelsalvador.com/red_de_iglesias.php
Conozco personalmente algunas iglesias de esta “Red” y no fueron fundadas por misioneros de la HeartCry, pero ya están en su red.

Un buen ejemplo de ética: En el medio norte peruano, un misionero cambió su posición doctrinal en un aspecto de la escatología.  Este hermano renunció a su iglesia, a su agencia misionera y a la reunión de pastores a la cual pertenecía.  Viajó a otra ciudad y está iniciando una iglesia según su nueva posición teológica.  Esta ética es la que no practican los washerianos.

Además, los washerianos invitan y absorben en sus congregaciones a hermanos y líderes de otras iglesias bautistas.  En algunos casos no consideran si tales hermanos están disciplinados o no.  Debido a ello, los washerianos están vinculados a la división de iglesias en el Perú y otras partes de Latinoamérica.[11] 

También causan divisiones en asociaciones, incluso haciéndoles firmar actas de compromiso para no trabajar con otras iglesias bautistas independientes.  Un washeriano no respeta a la Iglesia local y su doctrina establecida.  Un washeriano no respeta a una asociación de iglesias y si no logra controlarla, la divide.


            b. Asociar a la HeartCry a misioneros sin que sus iglesias locales o pastores los autoricen a dicha asociación.
           
En Febrero 2012, supe el caso de dos misioneros de HeartCry cuyo pastor e iglesia enviadora no sabían que ellos eran misioneros de HeartCry.  Es decir, fueron aceptados como misioneros de HeartCry sin el conocimiento ni autorización de su pastor e iglesia local.  Para mí, eso es serio.  No es el único caso de pasar por alto a la Iglesia local; sé de misioneros de HeartCry que han sido afiliados sin tener recomendación de sus iglesias locales, y sé de un pastor que sigue esperando que quien fue miembro de su Iglesia venga y arregle su situación ante la Iglesia, pero dicho hermano ya es un misionero washeriano.  En esa misma dirección van dos miembros de una iglesia local que, en rebeldía con su pastor e iglesia local, están estudiando en un seminario reformado.

            Creo que esta falta de ética puede deberse al sentimiento de superioridad de los washerianos.  Para ellos todos los demás somos ignorantes, no estudiamos la Biblia, no sabemos la verdad, no leemos libros, dejamos “mucho que desear” como cristianos.  Por eso nos pasan por encima, sin reconocer que una iglesia local, por sencilla que parezca es “la casa del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.”  1 Ti. 3.15


4. Un vínculo económico que condiciona sus creencias.

            Una de las críticas/ataques que recibí por usar el término washeriano fue esta: “Entonces también yo podría decir que quienes creen como usted son ‘enoquistas’, o ‘enoquianos’, etc.”  He evaluado ese pensamiento y creo que aunque cualquiera pudiera decir algo así hay un GRAN REQUISITO que no cumplo: yo no pago a nadie; la HeartCry sí.
           
Hay testimonios de pastores a quienes se les ha ofrecido dinero para pertenecer a HeartCry (entre 200 y 500 dólares mensuales).  Varios han aceptado, pero también muchos han dicho “no”.  Aunque tal vínculo es presentado como ‘sin compromiso’, esa ofrenda mensual si ‘compromete’ al misionero que va a las conferencias y comienza a asimilar las doctrinas y prácticas washerianas.
           
A fines del 2011 la HeartCry circuló una carta a sus misioneros diciéndoles que si no abandonaban las creencias “decisionistas”, o si participaban con “decisionistas”, luego de tres meses les cortarían la ayuda económica.  Alguien dijo: ‘pero es su derecho apoyar a quienes crean como ellos’.  Eso es cierto, pero dos cosas tengo que decir sobre eso: (1) al principio se les dijo que no importaban sus creencias doctrinales o prácticas, les ofrecieron ‘un apoyo sin compromiso’. (2) cuando un ministro (pastor o misionero) ya cuenta con un dinero ‘fijo’ para su presupuesto familiar, la posibilidad de perder ese dinero le va a significar una gran PRESIÓN sobre sus hombros. …Y los de HeartCry conocen las limitaciones económicas de los ministros peruanos.  Me pregunto si habrá algunos misioneros de HeartCry sólo por la ayuda económica que reciben.

La carta de HeartCry a sus misioneros termina pidiendo que tomen una decisión entre cinco opciones.  La quinta opción dice así:
El misionero afirma que está convencido, que entiende como hacer el evangelismo no-decisionista y que lo hace de la manera no-decisionista, pero que sigue invitando predicadores decisionistas a su iglesia o participando en campañas con predicadores decisionistas. En este caso, el misionero será exhortado a dejar esta práctica inmediatamente y deberá explicarnos las razones porque ha realizado estas invitaciones. Si no lo hace, será despedido. Recibirá tres (3) meses más de apoyo económico de HeartCry mientras busca otra fuente de ingreso.”[12]


5. Un apego o identificación con la Teología del Pacto.

            Es verdad que hay calvinistas dispensacionalistas; pero los washerianos se acercan más a la teología del pacto y critican al dispensacionalismo.  Entiendo que algunos ya no creen en el arrebatamiento de la Iglesia, y que Paul Washer no acepta que habrá un milenio literal sobre la tierra.

            Brevemente, diré que la teología del pacto no distingue entre Israel y la Iglesia; para ellos la Iglesia es el Israel de hoy.  Para mantener esta posición tienen que espiritualizar promesas que fueron dadas a Israel y que Dios aún no las ha cumplido (por ejemplo: la posesión de un territorio claramente demarcado en Gn. 15.18-21; o las setenta semanas reveladas a Daniel, Dn. 9.24-27).  Al espiritualizar textos referentes a Israel, con el fin de aplicarlos a la Iglesia, abandonan el método de interpretación literal o histórico-gramático.  Y la peor consecuencia de ello es que presentan a un Dios que algunas promesas las cumple literalmente, y otras las cumple espiritual o simbólicamente.  Los washerianos muestran apego a la teología del pacto.


6. Una exaltación de la Teología Histórica.

Aunque hay variaciones en la presentación, entiendo que hay seis tipos de teología: la teología exegética (que extrae directamente de la Biblia las verdades de Dios para nosotros), la teología bíblica (que estudia un tema en toda la Biblia o parte de ella), la teología histórica (el registro de lo que otros cristianos han creído), la teología sistemática (que organiza y presenta lógicamente las doctrinas en la Biblia para responder preguntas de los creyentes), la teología filosófica (que busca responder a las interrogantes de los incrédulos y mostrar la superioridad de la cosmovisión cristiana), y la teología práctica (que nos dice a la luz de la Biblia cómo glorificar a Dios cumpliendo la Gran Comisión en todo su alcance).

En mi comprensión, la teología exegética y la bíblica son autoritativas, las demás no.  Por ejemplo, un libro de teología sistemática de Hodge o Chaffer es el registro de lo que dichos hermanos entendieron de las Escrituras, o sea se convierte en teología histórica.  Pero tales hermanos, con todo y ser serios estudiantes de la Biblia, no han sido libres de error en sus afirmaciones.  Por eso, leer un libro de teología sistemática, o leer lo que otros hermanos han creído a lo largo de la historia no es autoridad sobre la vida de un cristiano, pues aquellos hermanos de la historia no están libres de error.

Por ejemplo, la teología de Spurgeon le permitía seguir fumando.  La teología de Calvino y Lutero les permitía seguir bautizando niños.  Un distintivo bautista es la separación entre la Iglesia y el Estado, pero los reformadores no se separaban del estado sino que bajo el amparo del estado persiguieron y mataron anabautistas y cuantos no creían como ellos.[13]  La teología de Juan Bunyan, en su “El Progreso del Peregrino”, casi enseña la salvación por fe más perseverancia, y no es claro en qué momento un pecador arrepentido recibe la vida eterna.  Calvino miró en el mapa, revisó la historia y al ver que por 1,500 años Israel no existía como estado fue impulsado a creer que Dios ya había desechado a Israel para siempre y que la Iglesia era el nuevo Israel.  Esta conclusión era lógica, pero no era bíblica...  y en 1,948 Dios permitió la formación del estado de Israel (pienso que si Juan Calvino hubiera visto ello habría cambiado su postura teológica).[14]

Creo que un cristiano sí debe valorar los estudios y conclusiones de los estudiantes de la Biblia en el pasado, y en el presente, pero en ninguna manera poner esos estudios al nivel de las Escrituras.  Yo observo que los washerianos exaltan demasiado la teología histórica y le dan un peso casi escritural.

Los washerianos siguen promoviendo la idea que lo “histórico” para un bautista es creer como ellos y exaltan la “Confesión de Fe Bautista de 1689”.   La verdad es que hay confesiones bautistas más antiguas (1651, 1654, 1660 y 1678) que –por ejemplo- rechazan el punto calvinista de la redención limitada:[15]
Los Bautistas Generales en la Inglaterra del siglo diecisiete, cuyo nombre fue derivado de su adherencia a una redención general, afirmaron en sus confesiones de fe que Cristo murió por todos los seres humanos.  “Jesucristo, a través de (o por) la gracia de Dios, sufrió muerte por toda la humanidad, o cada hombre (Hebreos 2.9)”[16]   “Dios por Su amor envió a Su Hijo al mundo para nacer de una mujer, morir por los pecados de todos los hombres bajo el primer Pacto (Juan 3.16).”[17]  En verdad, “ningún hombre sufrirá eternamente en el infierno... por falta de un Cristo que murió por ellos,” la incredulidad es la causa de la divina condenación de los incrédulos.[18]  “Cristo murió por todos los hombres, y hay una suficiencia en su muerte y méritos para los pecados del mundo entero...”[19]


Conclusión
1.      No uso el término washeriano peyorativamente, para insultarles o menospreciarles; lo uso para facilitar su identificación.
2.      Anhelo que sean menos vehementes en la difusión de sus creencias, pues causan más daño que edificación del cuerpo de Cristo.
3.      Espero que crezcan en su confianza en Dios y admitan que quienes no somos calvinistas, pero nos hemos arrepentido y puesto nuestra fe en Cristo, también somos salvos.
4.      Anhelo que practiquen una ética bíblica cristiana, que respeten a los hermanos, iglesias y asociaciones que no creen como ellos, y que los dejen tranquilos.  Que trabajando sosegadamente funden sus propias congregaciones y asociaciones, en lugar de dañar a las ya existentes.
5.      Anhelo que Paul Washer y la HeartCry dejen de financiar esta ola teológica que está causando más mal que bien.  (Talvez muchos hermanos que ofrendan a HeartCry desconocen todo lo que ellos están haciendo con esos recursos).

NOTAS DEL DOCUMENTO:

[1] El que no esté de acuerdo con el calvinismo no me hace arminiano, pelagiano, ni semi-pelagiano como algunos me han calificado.
[2] Este título “doctrinas de la gracia” es un eufemismo para el calvinismo; es decir, una manera de decorar el calvinismo.  Personalmente, creo que también es un ataque a quienes no somos calvinistas, pues es como decirnos que no nosotros no creemos en la gracia de Dios.
[3] Más de un predicador reformado se refiere a mí como “el Sr. Enoc Príncipe”.  Es evidente que no pueden llamarme “hermano”.
[5] Documento firmado por Paul Washer, Brad White y Martín Zacarías.  En esta y otras citas lo que está resaltado en negrita es énfasis del escritor de este artículo.
[6] No voy a desarrollar el tema aquí, pero en Enero publiqué un artículo sobre este tema mostrando que no todos los bautistas independientes encajamos en la definición ‘técnica’ de un decisionista según la HeartCry (no cumplimos las 7 características que ellos han sistematizado).  Lamentablemente, los propios washerianos usan el término “decisionista” en forma no-técnica para señalar como tales a quienes invitamos a los pecadores que levanten su mano o pasen al frente como evidencia que en sus corazones se están arrepintiendo y poniendo su fe en Jesús.
[7] Documento firmado por Paul Washer, Brad White y Martín Zacarías.
[8] Carta enviada por el misionero William Chambers a varios pastores peruanos de la zona norte del país el 19 de Enero de 2012.
[9] Alguien podría discrepar de esta analogía de las peceras, pero recuerde que Jesús usó la frase “haré que seáis pescadores de hombres.”  Mr. 1.17
[10] Documento firmado por Paul Washer, Brad White y Martín Zacarías.
[11] Un misionero escribió: “aquí en Córdoba Argentina, hay muchos problemas con la línea de los Calvinistas; no hacen más que hacer divisiones en las Iglesias…”
[12] Documento firmado por Paul Washer, Brad White y Martín Zacarías.
[13] Voy a decir esto con cuidado: pero así como los reformadores persiguieron a muerte a quienes no creían como ellos, así hoy los washerianos atacan e insultan a quienes no creen como ellos.  Recordemos las palabras de Jesús respecto a enojarse o insultar al hermano (Mt. 5.21-22).
[14] Investigando el campo musical, el Hno. Antonio Bacilio observa como “falta de madurez de Calvino al prohibir a las iglesias de su época que crearan nuevas canciones de alabanza y prohibir el uso de instrumentos musicales por condenarlos como humanistas”.
[15]   Dr. David Burggraff, Historia De La Doctrina De La Expiación Limitada, p. 1
[16]  “The Faith and Practice of Thirty Congregations” (1651), art. 17 en Lumpkin, Baptist Confessions of Faith, p. 178
[17]  “The True Gospel-Faith Declared according to the Scriptures” (1654), art. 4, en Lumpkin, Baptist Confessions of Faith, p. 192
[18]  “The Standard Confession” (1660), art. 5 en Lumpkin, Baptist Confessions of Faith, p. 225-226
[19]  “The Orthodox Creed” (1678), art. 18 en Lumpkin, Baptist Confessions of Faith, p. 310.  

1 comentario:

Catalina dijo...

hermano querido estoy sorprendido con esto que e leído, soy esposa de un pastor de la iglesia bautista Shalom, pensaba que era la única que estaba sufriendo con este tipo de ataque, pero hace unos cuatro años se metió una persona a predicar en nuestra iglesia y nunca nos dimos cuenta de lo que estaba haciendo, nos trajo este tipo de doctrina calvinista, fue tan astuto que toda la iglesia le llego a admirar, pero Dios en su inmesa misericordia nos sacudió y abrimos los ojos hasta ahora estamos sufriendo una divicion muy dolorosa porque eso es lo que trajo esta persona, se meten en las iglesias porque son muy buenos oradores. pero hermano no se imagina el daño que han causado, actualmente tenemos tiempo de orarle mucho a Dios para que aclare todo esto y quiero enviar este artículo a toda la asociasion bautista de Ecuador para que no les pase en sus iglesias lo que aconteció en la nuestra. Todo lo que usted a puesto en su artículo hemos pasado nosotros y entendemos claramente lo que usted quiere decir. Son fríos, arrogantes, descartan a todo el pueblo evangélico, nos tildan de herejes, que somos una manifestación de Satanás, tienen conocimiento hermano pero envanecido y lo peor de todo dudo mucho que tengan el Espíritu Santo me e dado cuenta que les cuesta mucho nombrarle. Pero mi querido hermano así como Dios nos a respaldado a usted también le respaldará Dios.